Biólogos bolivianos continúan descubriendo nuevas especies en los bosques de Madidi

Anfibio del genero Microkayla (anteriormente Psychrophrynella). Son pequeños y solo habitan en los Altos Andes tropicales de Bolivia. (Foto: Mauricio OcampoÖ

Han pasado diecisiete años desde que el famoso ornitólogo Ted Parker, junto a un grupo de renombrados investigadores, sugirió que el parque Madidi es una de las áreas mas biodiversas del planeta. Hoy, casi dos décadas más tarde, científicos continúan descubriendo especies nuevas para la ciencia.

La complicada geografía sobre la que esta área protegida se extiende ofrece una diversidad impresionante de hábitats que hace posible a numerosas especies convivir en una área  geográfica relativamente limitada.  Dentro de este parque encontramos pampas y selvas amazónicas que trepan los Andes y se transforman en bosques montañosos húmedos. Donde los vientos húmedos y calientes de tierras bajas se enfrían y condensan, se forman cinturones densos de nubes que mantienen los bosques húmedos casi todo el año.

Foto: Márton Hardy

 Imponentes glaciales que aún sobre viven al calentamiento global

A partir de los 3800 msnm se encuentran los bosques de Polylepis que son localmente conocidos como Keñoas (Polylepis serícea) y Lampaya (Polylepis pepei). Aunque menos conocidos que los bosques amazónicos, los bosques de Polylepis albergan numerosas especies amenazadas de extinción y algunas otras aun no conocidas para el ser humano. Estos bosques se encuentran fragmentados e inmersos en un paisaje montañoso dominado por pajonales llegando a tocar a los imponentes glaciales que aun sobreviven al calentamiento global.

Los anfibios endémicos a los Andes tropicales de Bolivia y Perú

Es justamente en estos parajes Altoandinos donde herpetólogos del proyecto Bosques de Polylepis de Armonía que también trabajan para el proyecto Identididad Madidi descubrieron cuatro especies de anfibios aun no conocidos para la ciencia. Estos anfibios del genero Microkayla (anteriormente Psychrophrynella) son pequeños y solo habitan en los Altos Andes tropicales de Bolivia.

El herpetólogo Mauricio Ocampo, científico asociado al Museo Nacional de Historia Natural indica que estos anfibios son tan pequeños y tienen las patas tan poco desarrolladas que su capacidad de desplazamiento es muy limitada.

Prácticamente cada valle puede albergar una población aislada de la siguiente. Este patrón extendido a lo largo de mucho tiempo ha favorecido (y continua) a la formación de nuevas especies dentro de este grupo de anfibios.

– recalcó Ocampo.

Las ranitas del genero Microkayla tienen distribuciones extremadamente pequeñas, y en consecuencia, sus  poblaciones son también muy reducidas.(Foto: Márton Hardy)

A lo largo de los numerosos años de trabajo como científicos del Museo Nacional de Historia Natural de Bolivia, Mauricio Ocampo y James Aparicio,  ambos herpetólogos bolivianos, han descubierto numerosas especies nuevas de anfibios.

Si quieres conocer fascinantes detalles sobre el cuidado parental de estos diminutos anfibios ve nuestro video:

 Ambos herpetólogos coinciden en que especies de ranitas del genero Microkayla tienen distribuciones extremadamente pequeñas, y en consecuencia, sus  poblaciones son también muy reducidas.

Mauricio Ocampo asegura que prácticamente todas las especies del genero Microkayla son endémicas a las pequeñas cabeceras de valles en las que fueron descubiertas. Por lo tanto, es muy importante proteger estos sitios, pues son los únicos sitios donde estas especies viven.

Salvando Áreas Claves de Biodiversidad

El Área Clave de Biodiversidad bosques de Polylepis del Madidi,  donde las cuatro especies de ranitas Microkayla fueron descubiertas, es también el área dentro de Bolivia de mayor importancia para la Remolinera Real (Cinclodes aricomae) y el Torito Pecho Cenizo (Anairetes alpinus). La primera en peligro Crítico de extinción y la segunda en Peligro de extinción.

Mediante el proyecto de Bosques de Polylepis de Armonía trabajamos para restaurar estos bosques amenazadas asegurando la protección del hábitat más críticamente amenazado de los alto andes de Bolivia.

El proyecto Bosques de Polylepis es financiado por el Fondo de Alianzas para los Ecosistemas Críticos ( Critical Ecosystem Partnership Fund) y es ejecutado en coordinación con el Servicio Nacional de Áreas Protegidas de Bolivia.

Donar

El proyecto de Bosques de Polylepis necesita su apoyo. Para asegurar el futuro de los bosques de polylepis y las especies amenazadas que lo habiten, por favor apóyenos con su donación.

armonia-donate-button

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *