Más de una década ayudando la reproducción de la Paraba Barba Azul en la vida silvestre

Han pasado 13 años desde que el equipo de Armonía instaló los primeros nidos artificiales, y a lo largo de este tiempo hemos registrado 71 pichones nacidos e integrados en la población silvestre. (Foto: Aidan Maccormick)

2017 fue un un año importante para la conservación de la Paraba Barba Azul (Ara glaucogularis). Salieron un número récord de 9 pichones de nuestras cajas nido, descubrimos nuevos lugares de anidamiento y pusimos bajo protección uno de las áreas mas importantes de reproducción de la especie.

 

Hace dos décadas se sabía muy poco acerca de los sitios importantes de reproducción y alimentación de la Paraba Barba Azul, especie que solamente vive en los Llanos de Moxos. Sabíamos que su población fue radicalmente reducida por traficantes que la buscaban para alimentar el mercado de mascotismo internacional, y que su población en vida silvestre era extremadamente pequeña y difícil de encontrar. Reconociendo el inminente peligro en que esta ave endémica de Bolivia se encontraba, la Asociación Armonía diseño e implementó un programa de conservación para proteger a esta ave y su hábitat en 1995.

La alta frecuencia y magnitud de fuegos provocados en las pampas del Beni para renovar pastos, queman a los árboles que la paraba busca para establecer sus nidos.  Aunque el trafico ilegal de la Barba Azul se redujo considerablemente, el saqueo de los nidos por cazadores hace imperativo la protección y monitoreo de los sitios de anidamiento.

Cesar Flores Aguilera colocando una caja nido (Foto: Rodrigo Soria Auza)

Para facilitar la reproducción de la paraba, en 2005 Armonía instaló veinte nidos artificales dentro del municipio de Loreto, al sur de Trinidad. Tuvimos que esperar un año, hasta la que en temporada de reproducción (2006-2007) registramos dos parejas de Paraba Barba Azul reproduciéndose en nuestros nidos artificiales. El primer pichón que voló de uno de nuestros nidos artificiales confirmó el enorme potencial que la iniciativa tendría sobre el futuro de esta especie.

Han pasado 13 años desde que el equipo de Armonía instaló los primeros nidos artificiales, y a lo largo de este tiempo hemos registrado 71 pichones nacidos e integrados en la población silvestre. Setenta y un pichones sanos es un resultado importante para la sobrevivencia de la Paraba Barba Azul, cuya población global estimada por la UICN y BirdLfe International es inferior a 300 individuos.

Año tras año mejoramos el diseño de los nidos artificiales e implementamos un riguroso programa de monitoreo de las parejas que anidan en nuestros nidos y los pichones que vuelan de los mismos.

En Octubre de este año acondicionamos 80 nidos artificiales óptimamente preparadas para recibir a las parejas de Parabas Barba Azul que inician su actividad reproductiva en Diciembre de este año.

Estancia Esperancita es el sitio de anidamiento más importante, pues es la única estancia donde las Parabas Barba Azules se reproducen cada año. Gracias a una alianza sólida entre el propietario de este predio y la Asociación Armonía, Estancia Esperancita hoy es el primer sitio de anidamiento de esta especie protegido.

Pichones en la caja nido PBA12, cuyos padres también{en habían nacido de nidos artificiales.(Foto Aidan Maccromick)

El programa de nidos artificiales requiere de apoyo continuo para cubrir los costos de mantutención de las cajas y para asegurar la contratación de personal local clave, como Cesar Flores Aguilar. Cesar es oriundo de Loreto, municipio del Beni donde la población sur de la Paraba Barba Azul se concentra. Su conocimiento local, su habilidad construyendo nidos artificiales, monitoreándolos y cuidándolos de traficantes es clave para proteger la población de la Paraba.

Los éxitos de este programa de nidos artificiales han sido posibles con el apoyo de  Bird Endowment y Loro Parque Fundación (hasta 2016), Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund. A partir de 2018 se suman nuevos patrocinadores para el programa de nidos artificiales como la IUCN Netherlands y Artis Amsterdam Royal Zoo.

Tras el triste fallecimiento de la Fundadora de Bird Endowment, Laney  Rickman, American Bird Conservancy y Armonía ha establecido un fondo fiduciario en su memoria para recaudar fondos que ayuden a mantener activo su legado a favor de la Paraba Barba Azul. Le invitamos a visitar el link: https://abcbirds.org/rickman-memorial-fund/

Por favor considere apoyar esta actividad y nuestro trabajo de conservación con una donación.

armonia-donate-button

Descubra más:

Nueve pollitos de Paraba Barba Azul volaron de nuestras cajas nido

Seis mil parabas salvadas por el programa plumas alternativas de Armonía

Registro de 155 parabas Barba Azul confirma el incremento poblacional de la especie en la Reserva Natural Barba Azul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *